4 ideas para el disfraz de bruja más original según 4 autores de la Literatura Infantil y Juvenil

4 ideas para el disfraz de bruja más original según 4 autores de la Literatura Infantil y Juvenil

Por Canon Mexicana

Por: Mónica Valdivia, Mediadora de lectura y bibliotecaria del Bunko Roma-Condesa

Usa peluca, guantes largos y cómete un dulce de mora para que tu lengua quede pintada de azul

Roald Dahl nos regaló en su novela Las brujas uno de los más escalofriantes retratos sobre brujas. Las brujas, nos dice Dahl, lucen como señoras comunes, pero si las observamos con mucho cuidado podemos detectarlas. Las brujas son calvas, por lo que usan pelucas para que no las descubran, además, tienen garras terribles en vez de uñas normales que ocultan con largos guantes y un no tan sutil detalle: ¡su saliva es azul como tinta!, por eso, su lengua está pintada de ese color y ¡hasta pueden usar su saliva escribir!

Consigue la lata de salsa de tomate más grande que puedas y, en la fiesta de disfraces, habla sólo con las niñas cuyo nombre empiece con la letra N

Una bruja quizá no tan famosa, pero igualmente interesante es la bruja de la calle Moufettard que aparece en los Cuentos de la calle Broca escritos por Pierre Gripari. En estos fascinantes cuentos fantásticos, que transcurren en un pequeño barrio parisino, conocemos al señor Pierre (sí, Pierre como el autor), un escritor que después de haber contado a los niños del barrio todos los cuentos que se sabía, empieza a crear nuevos cuentos para y junto con ellos. Así conocemos el cuento de la bruja de la calle Mouffetard, una hororosa vieja bruja que quiere ser joven y bella, un buen día mientras lee el Periódico de las Brujas se topa con una receta mágica, para alcanzar su propósito, todo lo que tiene que hacer es… ¡comerse, en salsa de tomate, a una niña cuyo nombre empiece con la letra N!

Píntate huesitos en las piernas para parecerte a la terrorífica Baba Yaga

La bruja Baba Yaga es un personaje de cuento de la tradición eslava, el cuento de Baba Yaga fue recopilado por el folclorista ruso Alexandr Nicoláyevich Afanásiev en su importante obra Cuentos populares rusos. En este relato, una pequeña niña es enviada por su madrastra malvada a visitar a la bruja Baba Yaga. Esta terrorífica bruja, como muchas otras de la literatura infantil (por ejemplo, la del cuento de Hansel y Gretel), come niños y un detalle escalofriante de su aspecto, es que ya no tiene piel en sus piernas ¡sólo huesos!

Ponte un parche en el ojo, toma un viejo paraguas y sobretodo ¡no pintes tu cara de verde!, ¡ah y no olvides tu zapato color plata (no rojo)!

Las películas y el musical nos han hecho creer que la Bruja Malvada del Oeste que aparece en El Mago de Oz, tiene la piel color verde, pero en realidad en la obra original, la novela escrita por Lyman Frank Baum, ¡nunca se menciona ese detalle! Lo que sí nos dice el libro es que la Malvada Bruja del Oeste tiene un solo ojo pero tan poderoso como un telescopio, (por lo que  en las ilustraciones originales de William Wallace Denslow la bruja aparece con un parche en la cara), también sabemos que carga con ella un paraguas viejo y que su intención es robarle a Dorothy los zapatos plateados (no rojos, como muchos solíamos creer antes de leer el libro) que pertenecían a la Bruja Malvada del Este y que son portadores de un poderoso hechizo. La Malvada Bruja del Oeste, sin embargo, sólo llega a robarle uno de los zapatos antes de ser derrotada ¡por una simple cubetada de agua!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *