El papel del diseño web ahora y en el futuro

El papel del diseño web ahora y en el futuro

Por Canon Mexicana

Por: Andrey Durán Ramírez. Lic. en Diseño de la comunicación gráfica.

Este último año el diseño web llegó a su apogeo, siendo clave en el crecimiento de la economía mundial. Podríamos incluso hablar de un éxodo masivo de empresas que han migrado hacia la gran profundidad de la red global cómo la única alternativa que les ha permitido seguir trabajando pese a las restricciones impuestas por muchos gobiernos.

Miles de negocios recién están descubriendo las maravillosas ventajas que la tecnología y el internet les ofrece, tales como un escaparate abierto las 24 horas del día mediante su sitio web, aplicaciones de mensajería instantánea, ecommerce, redes sociales, entre otros elementos que permiten y facilitan establecer una relación directa con sus clientes. Por ejemplo, las redes sociales son una ventana para mostrar la variedad de productos o servicios, a la vez que se convierten en referencia para futuros consumidores ofreciendo así retroalimentación constante para las empresas.

Si bien el mundo digital pareciera extender sus tentáculos por cada rincón, generando cada minuto más aplicaciones y programas nuevos en múltiples lenguajes de programación, el diseño web sigue jugando un papel clave al ser la base de muchas de las aplicaciones que hoy conocemos. Pensemos en el caso de Facebook, el cual inició como un experimento web antes de ser la madre de las redes sociales. Lo mismo podemos decir de Twitter, pues inició como un microblog y ahora genera millones de opiniones que mueven a millones de personas todos los días.

Por todo esto podemos decir que aprender diseño web hoy en día es más importante que nunca pues los conocimientos adquiridos en cuanto a estructura, composición, alcances y desarrollo de páginas web pueden ser aplicados tanto para las aplicaciones existentes como en el desarrollo de nuevas.

El diseño web no implica solo conocer algunas aplicaciones, lenguajes de programación o aprender a diseñar interfaces, sino que va más allá de todo ello al contemplar el amplio abanico de soluciones existente que en conjunto sirvan para satisfacer las necesidades de los usuarios. Por ello, debemos entender que no se trata de aprenderlo todo, si no de conocer que siempre hay una solución para cada situación.

El diseño web está ligado a todas las empresas y negocios que desean mantenerse a flote. Por ello, es fundamental para estos que más allá de solo crear u obtener un sitio web y dejarlo navegando sin rumbo en los miles de millones de páginas que hay en el universo del internet, cada sitio debe de ser ocupado como una herramienta poderosa para transmitir a sus clientes quien es la empresa y lo que ofrece. Sin embargo, para conseguir ese objetivo es necesario que esa página tenga un mantenimiento constante que ofrezca su información actualizada, que tenga un correcto funcionamiento que tome en cuenta los dispositivos de navegación y además de ello este optimizada para poder escalar posiciones en los buscadores más conocidos.

Por otra parte, no podemos dejar de lado la cuestión visual, pues una página pensada en atraer la mirada de los usuarios logrará sus objetivos de manera más eficiente que una página basada en cualquier plantilla descargada de internet. Es por esto que es imprescindible conocer qué elementos impactarán más la mirada del usuario, cómo aprovechar los recursos con los que se cuenta y cómo generar propuestas visuales y de navegación que rompan con los límites establecidos sin dejar de lado una navegación ligera y fluida.

En un futuro el diseño web quizás deje de existir como un concepto ligado simplemente a la creación de sitios visitados mediante un navegador y es probable que llegue a convertirse en una disciplina que incluya todas las áreas del conocimiento digital. 

Los dispositivos de comunicación seguirán evolucionando y con ello sus interfaces. La manera de comunicarnos cada vez será más visual creando una fusión entre el mundo real y el universo digital y es en ese punto en donde el diseño web dejará de existir como lo conocemos hoy en día.

El mundo en el que vivimos hoy está transformándose cada vez más rápido y ya no se detendrá, así que porqué detenernos nosotros pensando que ya todo está creado, por el contrario sigamos transformando nuestra manera de pensar, de trabajar y de ver los retos que tenemos por delante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *